Violencia e inclemencia en el mundo


LA GENTE SE VUELVE DURA

En la espiral de violencia
la gente se vuelve dura,
cierra su alma a la clemencia
pa’ dar paso a la tortura.

Del mundo en cualquier confín
la vida ¡fácil se trunca!
porque ahora como nunca
está más vivo Caín.
Existe el que pone fin
a golpes la convivencia
y aquel que por conveniencia
un asesinato fragua
está cual pez en el agua
en la espiral de violencia.

A todo destino va
el mortal con rostro fiero
pues se han vuelto un avispero
los pueblos aquí y allá.
Menos crédito se da
cuando el prójimo más jura,
sin éxito se procura
muchas veces una alianza
pues por mutua desconfianza
la gente se vuelve dura.

Avanza la Humanidad
en ciencia y tecnología
que se refleja hoy en día
en guerras con más crueldad.
En cualquier actividad
es mortal la competencia,
hoy se observa con frecuencia
que el que sube, a otro baja
y teniendo la ventaja
cierra su alma a la clemencia.

Y se repite la estampa
en el modo de operar
puesto que en todo lugar
un hombre por otro acampa.
Después de puesta la trampa
y efectuada su captura
lo lleva a la celda oscura
de felicidad radiante
y maniata al semejante
pa’ dar paso a la tortura.

© 2007 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.