Aposté por mí


APOSTÉ POR MÍ

Mucha gente variopinta
que en la vida conocí
por ser de opinión distinta
no daba nada por mí.

Puedo decir de la gente
que en esta vivencia diaria
la que no es indiferente
sin motivo es adversaria.

Su acción aunque no me agrade
a esto se simplifica:
la indiferente ¡te evade!
la adversaria ¡te complica!

Hoy día pa’ su tormento
en lo que creí ¡funciona!
puesto que en todo momento
yo aposté por mi persona.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.