Redondilla de Zaña


EN VANO AL PIE DE UN RETABLO

Mi cariño no fue breve
y quise que sea eterno
mas con los cuernos ¡al cuerno!
me mandó tu actuar aleve.
Al fuego de amor con nieve
en otra cama apagaste,
y tú no sólo gozaste
con las caricias ajenas
sino que como las buenas
mentirosas ¡me guapeaste!

No te puedo perdonar
por el daño que me has hecho
y bajo del mismo techo
no podemos continuar.
Pues aunque puedo escuchar
que es piadoso tu vocablo
“en vano al pie de un retablo
le juras a Dios ser fiel
después que fuiste de aquel
sólo podrás ser del diablo”.

* cuarta redondilla: glosa de una saña antigua (Zaña)
© 2009 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.