Jose Pivín... Infartodiario


En esta oportunidad, del poema “Infartodiario” escrito por mi amigo José Pivín, he tomado dos versos octosílabos:
“con la fuerza de un mortero” como “pie forzado inicial” y “como un toro enloquecido” es el “pie forzado final” de la décima que presento:

CON LA FUERZA DE UN MORTERO

Con la fuerza de un mortero
me cayó la enfermedad
y hoy la muerte ¡de verdad
me muestra su rostro fiero!
Y yo que morir no quiero
no me daré por vencido
por lo tanto ¡adolorido!
para mezquinarle el pecho
le planto cara en mi lecho
como un toro enloquecido.

Luis Bárcena Giménez
19/12/2010
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.