La soga de la traición


LA SOGA DE LA TRAICIÓN

Maté del primer amor
la fe que me profesaba
y mientras ella lloraba
yo no sentía dolor.
Y me dije “es un error
quererla como te quiere,
si tu corazón prefiere
disfrutar otra aventura
de esta idílica ruptura
que no importe si se muere”.

Hoy casado me despierto
con la inquietud que me acosa
y aunque junto está mi esposa
yo veo el lecho desierto.
Y me digo “es un acierto
el que te invadan las dudas
porque si tú desanudas
la soga de la traición
puedes ver en tu colchón
a un Judas para otro Judas”.

© 2009 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.