Cantaora de copla


PARA CANTAR UNA COPLA

Cubriendo con bata roja
donde el aire más le sopla
para cantar una copla
al escenario se arroja.
Pone cara de congoja
mueve índice y meñique
pero luego con repique
por todos se hace esperar
como si fuese a cantar
coplas de Jorge Manrique.

Calma alisa su cabello
y a su peineta de plata
enfrenta donde el sol mata
para que emita un destello.
Tensa la vena del cuello
y un quejido lastimero
da inicio al canto primero
y yo laso vuelvo a casa
sabiendo que ella no pasa
de las orillas del Duero.

© 2009 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.