Desperté y vi que eras mías



LA MIEL DE TUS LABIOS

La miel de tus labios se quedó en los míos
dulce, viscosa, imperecedera
borrando el sabor de hiel artera
brindada antes por falsos amoríos.

La miel de tus labios me dio nuevos bríos
para hacer realidad del amor la quimera
me ha dado mucho ¡la dicha entera!
me ha purificado de enojos y hastíos.

Ahora por el mundo camino pletórico
de sensaciones agradables y tiernas caricias
que me obsequias con tu compañía.

La miel de tus labios en un beso histórico
le trajo a mi vida soñadas albricias
cuando desperté y vi que eras mía.


Desperté y vi que eras mía

© 2000 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.