Jamás


JAMÁS

Fue un aciago día
cuando sin motivo te marchaste
y para siempre sin imaginarlo arrancaste
de mi vida la alegría.

Rompiendo de pronto la armonía
fuiste tú la que fallaste
y lo único que lograste
fue hacer de mi vida una existencia sombría.

En las sombras te busco y me recreo
porque en ellas tan linda te veo
que vienes, que te vas.

En las sombras puedo amarte con pasión
puedo odiarte y con razón
pero olvidarte ¡jamás!

© 2000 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.