Glosa para una jovencita


CAPULLITO, CAPULLITO

¡Capullito, capullito,
ya te vas volviendo rosa!
¡Ya te va llegando el día
de decirte alguna cosa!


Entre la gran variedad
de muchachas agraciadas
con tus formas delicadas
me provocas ansiedad.
Aún a tu corta edad
ya se te nota el palmito,
en un bombón exquisito
te veré dentro de poco
desde ya rompes el coco
¡capullito, capullito!

Ante mis ojos febriles
y que han visto maravillas
como las gentes sencillas
paseas tus quince abriles.
Y tus gestos infantiles
te hacen ver más primorosa,
en la primavera hermosa
con aromas y colores
igual que las otras flores
¡ya te vas volviendo rosa!

Cuando algún tormento atroz
me hiere en el sentimiento
tú me borras el intento
de una mirada feroz.
El acento de tu voz
suena a dulce melodía,
a tu cuerpo la armonía
de la belleza, lo aliña,
y en que dejes de ser niña
¡ya te va llegando el día!

Y a mí me llegó el recelo
hacia los demás varones
pues dadas tus condiciones
sin que lo sepas te celo.
En mis noches de desvelo
tu grata imagen me acosa,
el tiempo nunca reposa
y aunque lo creas distante
pronto llegará el instante
¡de decirte alguna cosa!

© 2007 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.