Muchacha moderna


PERMUTÓ LA TRADICIÓN

Rita como la ciudad
cometió la misma acción:
permutó la tradición
por la gran modernidad.
Y como velocidad
tiene de esta vida el tren
burló rápido el retén
de la casa familiar
para al mundo demostrar
que puede andar sin sostén.

Por arriba boca y cejas
con esmero se pintó
y con pírsines orló
sus sonrosadas orejas.
Dos primorosas criznejas
compuso con sus cabellos
y por abajo destellos
no daba su micro falda
de color verde esmeralda
sino sus púbicos vellos.

* El nombre es ficticio
© 2009 Luis Bárcena Giménez

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.