Secretaria de oficina pública


EL PINTARSE LA RELAJA

Mientras se pinta Carola
las uñas en la oficina
de la oficina a la esquina
se forma una larga cola.
Dándose ella misma bola
continúa con las cejas
y hasta que no estén parejas
en color y depilado
omite cualquier llamado
en especial de las viejas.

Si el activo o jubilado
le reclaman, se retoca
por tercera vez la boca
para disipar su enfado.
Ella así ha demostrado
que pintarse la relaja:
si de esta forma trabaja
a la vista de la gente
yo deseo estar presente
¡cuando se pinte la raja!

* El nombre es ficticio
© 2009 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.