Amar en vano


MATILDE LA QUERENDONA

Matilde en el mismo pico
con su boquita pintada
le da un beso enamorada
a su novio que es milico.
Éste se limpia el hocico
con gesto de disconforme
y hace un aspaviento enorme
ventilándose enojado
pues Matilde le ha dejado
perfumado el uniforme.

Matilde es buena persona
pero mala pa’ elegir
pues siempre la hace sufrir
el mismo a quien ella entrona.
Su madre ¡sabia matrona!
la suele así reprender:
“¡masoquista! una mujer
para que luz siempre irradie
primero y antes que a nadie
¡ella se debe querer!”.

© 2009 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.