Confesión


CONFESIÓN

¡Cuántas veces! te he mirado
y visto tu sufrimiento
y con todo sentimiento
Noriko chan he llorado.
¡Cuántas veces! he deseado
que tú dejes de existir
a Dios me atreví pedir
esto que hoy te confieso
pues no soportaba el peso
que era verte sufrir.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.