De la dicha al abandono


EL PESIMISTA

Por una infidelidad
quien fuera un hombre feliz
camina con la cerviz
agachada en la ciudad.
Con suma facilidad
ha dejado el optimismo
y preso del pesimismo
se ve en su mirada esquiva
que ya nada lo motiva
y todo le da lo mismo.

Luis Bárcena Giménez
09 de julio de 2012
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.