Represalias de una mujer


LA CAPRICHOSA

Cuando quiere algo suplica
o en “camelar” no se mide
si no logra lo que pide
cual una fiera replica.
Y como quien no complica
su vida, deja la olla,
se ducha, se emperifolla,
marca un número secreto
y va a un motel discreto
donde con su amante folla.

Luis Bárcena Giménez
09 de julio de 2012
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.