Principio y fin


GÉNESIS Y APOCALIPSIS

Un ángel velaba el sueño que dormías
tu cara sonrosada y tus labios rojos
provocando inocente angelicales antojos
horas de vigilia y mil fantasías.

La aurora traía el día que amanecías
estirando el cuerpo y abriendo los ojos
para ver al ángel postrado de hinojos
decir su plegaria y mil poesías.

Él es el Génesis de todos tus sueños
de tus devaneos y castos deseos
por libar las mieles que brinda el amor.

Eres el Apocalipsis de todos sus pequeños
ires y venires, alados escarceos
por aspirar la fragancia que da tu candor.

© 2000 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.