Citas amorosas


VIENES A LA CITA TARDE

Por negar que a otro quieres
y tal vez para no herirme
te presentas a decirme
que solo mi amor prefieres.
Es más, me dices que mueres
cuando no estás a mi lado
y yo que he depositado
en ti toda mi esperanza
voy perdiendo la confianza
cuando me dejas plantado.

Y mientras que yo cobarde
acepto cualquier disculpa
tú orgullosa de tu pulpa
con tu engaño haces alarde.
Vienes a la cita tarde
pero ni un beso me das,
con el pensamiento vas
lejos, muy lejos de mí
porque por lo visto aquí
¡viniste pero no estás!

© 2009 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.