Después de la diversión



SENTADO BAJO EL ALERO

Cuando le llega su turno
a mi vecino, es capaz
de gastar y ser locuaz
en el ambiente nocturno.
Después está taciturno
sentado bajo el alero
y ¡qué va a tener salero!
o sentirse motivado
si sus “brothers” lo han dejado
solitario y sin dinero.

Luis Bárcena Giménez
28 de junio de 2012
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.