Glosa de una saña de Zaña


VINO QUE DEL CIELO VINO

A mi gusto le soy fiel
y me gusta la bebida
que así endulzo la vida
para que me sepa a miel.
En mi mesa sin mantel
a mano tengo una jarra
y tenga o no tenga farra
de licor hago consumo
¡eso sí! prefiero el zumo
de las uvas de la parra.

Yo no bebo por capricho
ni porque me encuentro loco
¡yo bebo! y me importa poco
el que exista un entredicho.
Además Baco me ha dicho
¡vino! que eres mi destino:
“vino que del cielo vino,
tú me tumbas, tú me matas
tú me haces andar a gatas
pero siempre yo me empino”.

* cuarta redondilla: glosa de una saña antigua (Zaña)
© 2009 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.