Viento de Siberia


SOLUCIÓN AL FRÍO

Cuando el viento de Siberia
azota sin compasión
en toda la población
la cosa se pone seria.
Abrigarse ya es materia
que atañe a cada persona
y ya que el viento acartona
orejas, brazos y ombligo
voy a utilizar de abrigo
a una gorda calentona.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.