Casada lujuriosa


CASADA LUJURIOSA

Fulana tiene su esposo
y por gustarle el disfuerzo
consiguió sin mucho esfuerzo
un “amigo cariñoso”.
El primero es achacoso
y el segundo es fortachón
que usa como garañón
en sus ratos de lujuria
pues la posee con furia
jalándola del mechón.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.