Voy para el campo


RENUNCIO A LA CIUDAD

Le dejo libre el camino
al ladrón, al pendenciero,
al matón, al bullanguero,
al comodín y al cretino.
Me voy en busca del trino
de la calandria montuna,
allí tendré la fortuna
de ver el curso del río
y al amparo de un bohío
mirar el sol o la luna.

Luis Bárcena Giménez
09 de agosto de 2012
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.