Cuestión y sospecha


CUESTIÓN Y SOSPECHA

Me lo cuestiono hasta hoy día
y no puedo comprender
que una pérfida mujer
fuese lo que más quería.
Yo sospecho que estaría
cándido, embelesado
ansioso, enamorado
sumiso, manipulable
bobalicón, inestable
mejor dicho ¡idiotizado!

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.