Hogar de acogida


HOGAR DE ACOGIDA

Tras la tunda recibida
el niño echa a correr
y se acuesta sin comer
en un hogar de acogida.
Y es que hay gente malnacida
sin valores ni conciencia
que busca su conveniencia
pues sin demostrar cariño
solo le importa del niño
el cheque de la asistencia.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.