Abandono de hogar


FUGA EN LA MADRUGADA

Una mañana de otoño
cuando dormía en la cama
te fugaste en pijama
y sin arreglarte el moño.
Dejaste a nuestro retoño
como un objeto en su cuna
y para mala fortuna
a este hijo que criaré
¡cómo yo le explicaré
que mamita solo hay una!

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.