Solitario en la penumbra


SOLITARIO EN LA PENUMBRA

El sol se marcha y me deja
a diario como acostumbra
solitario en la penumbra
agarrándome a la reja.
Pero mientras que se aleja
le robo un rayo de luz
que es el mejor rabazuz
en esta prisión tan fría
para esperar otro día
con el peso de mi cruz.

Preso estoy por el desliz
de hacerle la competencia
con ideas y conciencia
a un mandamás infeliz.
Es así que en regaliz
convierto el rayo de sol
y en esta cárcel crisol
de reclusos y delitos
a mis ideas y gritos
no les rebajo un bemol.

Luis Bárcena Giménez 
© 2009
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.