Íbamos a ser felices


ÍBAMOS A SER FELICES

Íbamos a ser felices con simples cosas
un ranchito en el campo de árboles rodeado
la faena montuna y el maíz sembrado
murmullos del río y vuelos de mariposas.

Siempre para ti habría multicolores rosas
un café aromático del huerto cosechado
una hamaca, un sombrero, el quinqué colgado
las noches más lindas y las mañanas más hermosas.

Íbamos a ser felices queriéndonos así
sin muchas promesas ¡espontáneamente!
sin muchos adornos ¡tan solo los dos!

Siempre para ti habrían, lo que a mí
me hubiera gustado me ofrecieran dulcemente
¡tan solo el ranchito, nuestro amor y Dios!

Luis Bárcena Giménez
© 2000 

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.