Seguimiento


SEGUIMIENTO

Las estrellas de la noche
no me señalan tu rumbo
porque voy de tumbo en tumbo
tras los faros de tu coche.
Te vi conducir anoche
con las luces apagadas
descendiste y tus pisadas
me llevaron al lugar
donde se suelen juntar
las ovejas descarriadas.

Luis Bárcena Giménez

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.