¡Ay María!


¡AY MARÍA!

Estás sufriendo María
y pagas por tu capricho
a sabiendas que ese bicho
no era quien te convenía.
Tu nevera está vacía
ya te cortaron la luz
y hoy el peso de tu cruz
por obra del fanfarrón
tiene un gran aumento con
dos cuernos en tu testuz.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.