Mudanza radical


MUDANZA RADICAL

Por caprichos de una “pija”
que tiene su ¡qué sé yo!
el más pícaro mudó
de lagarto a lagartija.
Deja que ella lo dirija
lo anime y lo desanime
y la disculpa que esgrime
cuando es menospreciado
es decir que en ese estado
necesita que él la mime.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.