Muerte de un bacán


EL QUE UN DÍA FUE BACÁN

Con una bala Avilés
fue tumbado en su jardín
y dicen que fue Crispín
el que le estiró los pies.
Tuvo que ser en el mes
de la patria y tomen nota
porque mucha gente acota
que el que defiende al erario
matando gente es sicario
pero también un patriota.

De la política amante
fue Avilés y la ejercía
con la misma maestría
de ser narcotraficante.
Robó al estado bastante
y a la mafia dio rapé
y el que un día bacán fue
murió con pena y sin gloria
cuando paseaba Victoria
¡Victoria con su caché!

Luis Bárcena Giménez
© 2009
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.