Dejarás de ser mi esposa


DEJARÁS DE SER MI ESPOSA

Anoche mientras olía
el perfume que hay en ti
con desilusión sentí
un aroma a lejanía.
¿Dónde está la que decía
que era dulce y cariñosa?
porque si el tedio te acosa
y yo no me llamo tedio
no me queda más remedio
que cesarte como esposa.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.