Adán, Eva y la serpiente


ADÁN, EVA Y LA SERPIENTE

Puede que Adán fuera bruto
y pecara de inocente
pues no era de la serpiente
sino de Eva ese fruto.
Gozando lo dejó enjuto
Eva con su maestría
con el tiempo se sabría
por obra de Lucifer
que ahí tiene la mujer
toda su sabiduría.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

3 comentarios:

  1. EVA SE OBSESIONÓ CON ADÁN

    Lo que le atrajo de Adán
    a Eva, Carmen Trinidad
    fue su gran credulidad
    y músculos de Tarzán.
    Defenderlo no es mi afán
    ni mi ánimo se caldea
    solo mantengo la idea
    que si Eva no se entregaba
    con lo caliente que estaba
    le estallaba la azotea.

    ResponderEliminar
  2. ADÁN Y EVA EN LA TARIMA

    Carmen que no te dé grima
    la pregunta que hago yo
    ¿Cómo Adán se aprovechó
    si Eva se encontraba encima?
    Además le dijo “ ¡lima
    con ahínco que yo aguanto!
    ya deja de pensar tanto
    en responsabilidad
    que toda paternidad
    daré al Espíritu Santo”.

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.