La sacaron de quicio


LA SACARON DE QUICIO

Presencié cuando golpeaba
una mujer a un bocón
indecente y grandulón
que siempre la molestaba.
Parecía que ella estaba
poseída por Satán
y su pegada era tan
potente y demoledora
que le temería otrora
"Mano de piedra" Durán.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.