Musa difusa


MUSA DIFUSA

Cuando no viene la idea
es porque no está la musa
y si está se ve difusa
o la espalda nos voltea.
Yo le permito que sea
presuntuosa de su gloria
que a fin de cuentas su historia
ella gusta de contar
y es ahí que va a tocar
la puerta de mi memoria.

Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

2 comentarios:

  1. Anónimo21/4/13 9:01

    Luis ¡cuánta razón tenés con respecto a la musa! Seguramente, al igual que a mí, te debe pasar que la inspiración nos trae sus días buenos y malos, por eso hay que aprovechar cuando la Doña Musa está cerca...

    "Muchas veces Doña Musa
    ofendida no nos dona
    su rima y nos proporciona
    ¡sólo una estrofa inconclusa!
    Su presencia es una excusa
    fortuita en casos contrarios
    y oyendo los comentarios
    que allí nos puede decir
    nos podremos convertir
    en expertos literarios."

    Saludos desde Arg.

    Nicolás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Nicolás, es cierto que hay días que por más que se busque a la musa, no se le encuentra (aunque por ahí anda) y como dices, solo podemos hacer una estrofa inconclusa. También es cierto que cuando aparece hay que aprovecharla al máximo porque otra oportunidad para el mismo tema no te da. En tu décima comentas con buen criterio estos vaivenes propios de la inspiración. Recibe un abrazo.

      Eliminar

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.