Corruptores y corruptos


LA CORRUPCIÓN

La corrupción no se inicia
hasta que el mal ciudadano
al juez le “rompe la mano”
en la Corte de Justicia.
La inicia quien por codicia
a la autoridad soborna,
el empleado que con sorna
dice “luz para mis ojos”
y la Eva de labios rojos
que por plata se trastorna.

Luis Bárcena Giménez
19 de mayo de 2012
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.