A caballo regalado no se le miran los dientes


POR LO MENOS DISIMULA

Mi patrona doña Tula
vino trayendo a su empleada
y me dijo contrariada
- ¡te la regalo por mula!
Por lo menos disimula
delante de los presentes
y sus dientes prominentes
no escudriñes alelado
a caballo regalado
no se le miran los dientes.

Luis Bárcena Giménez
24 de marzo de 2012
Share on Google Plus

3 comentarios:

  1. El refrán popular “A caballo regalado no se le miran los dientes” tiene 16 sílabas gramaticales e igual número de sílabas poéticas, por esta razón, al dividirlo, obtuve dos versos octosílabos que he utilizado como “pie forzado final doble”.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/6/12 7:20

    "A caballo regalado
    no se le miran los dientes
    (hay que sacarse los lentes
    y hacerse el disimulado.)
    Que venga, sin más recado,
    lo que gratis se nos dá,
    ser pobre es fatalidá
    y aunque poco se lo nombre:
    si tata Dios hizo al hombre...
    el hombre hizo caridá."

    Saludos

    Nico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre muy bueno tu comentario en décima. Saludos fraternos.

      Eliminar

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.