Matar por una mujer


ASESINO JUVENIL

En una celda atestada
de presos, está “Sarmiento”
pagando el atrevimiento
de matar de una punzada.
De su mente obnubilada
el recuerdo no se borra
del día que entró en camorra
con su filuda navaja
por una chiquilla maja
que no era más que una zorra.

Luis Bárcena Giménez
19 de diciembre de 2011
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.