Décimas sobre una jefa mala


LA EJECUTIVA MADURA

La ejecutiva madura
es flaca, arrugada y mala
muchos aires se regala
pa' que no estén a su altura.
No tiene busto y cintura,
muslos, tampoco caderas,
mucho menos posaderas
tiene en la parte de atrás
y lleva como antifaz
sus percudidas ojeras.

Creyendo ser la chupada
ultimísima del mango
y haciendo valer su rango
ella sigue disforzada.
Pero se ve en la mirada
de los varones más viejos
aunque escasos de reflejos
como también de fortuna
que no necesitan una
¡calavera con pendejos!

© 2009 Luis Bárcena Giménez
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.