Acróstico Borincano

Cuba y Puerto Rico


Siempre me gustó la rima consonante, por este motivo y sin saber lo que era un verso octosílabo poético, versificación en el idioma español, licencias poéticas, etc. empecé a escribir poesía con la forma como rima una cuarteta, redondilla y copla. Lo único que sabía sobre la décima era “combinación métrica de diez octosílabos”.
Por el año 1974, cuando aún era estudiante de Secundaria, inicié un intercambio de correspondencia con amigos (as) de Colombia y Puerto Rico, como es lógico, yo les hablaba del Perú y a su vez ellos hacían lo mismo sobre sus respectivos países. A mis amigos de Colombia tuve el honor de conocer en persona, no así a los de Puerto Rico porque pese a que salí del Perú con ese fin e hice el intento, me frenó en seco la mundialmente conocida visa americana, Puerto Rico es un Estado Libre Asociado a los Estados Unidos y hay que pedirle permiso a los gringos para ver a nuestros hermanos latinos.
He comentado esto porque la primera persona que me dio un alcance sobre la décima, fue mi amiga Magaly Zapata Lucca quien residía en Guayanilla que pertenece a Mayagüez y por consiguiente a Puerto Rico. Por cartas ya sabía que hacía mis versos, hasta que en una de sus cartas viene la pregunta ¿por qué no intentas con la décima?, además adjuntaba un ejemplo de décima, el detalle de que deben rimar: primer verso con cuarto y quinto, segundo con tercero, sexto con sétimo y décimo, y octavo con noveno. Acertó si pensó que me iba a marear con ese detalle, pues también me dijo: guíate por esta fórmula: ABBAACCDDC (así en mayúsculas para que la vea bien) ¡era la fórmula de la Décima Espinela, la más utilizada por los decimistas e improvisadores de Hispanoamérica!
En 2003 viajé a Cuba para asistir como oyente a la XXXVI Jornada Cucalambeana, en dicho evento, el país homenajeado fue Puerto Rico arropado con esta redondilla genial y llena de sentimiento:

Cuba y Puerto Rico son
de un pájaro las dos alas
reciben versos y balas
en el mismo corazón.

Allí aprecié que los trovadores de Borinquen son tan buenos como los cubanos improvisando en décimas espinelas y ambos países son a mi modo de ver, los abanderados a nivel internacional.
La embajada artística de Puerto Rico estuvo representada por “Mapeyé” a cuyos trovadores les entregué impreso en calcomanía un acróstico muy particular que hice en 1982.
En este acróstico he corregido los versos que no eran octosílabos porque la décima así lo exige. En cuanto al contenido, lo he podido escribir porque para esto, a través del cariño, orgullo y conocimiento de su país, todos mis amigos de Puerto Rico me transportaron a su tierra y ahora yo les retribuyo. Con cariño para todos los hermanos de Puerto Rico y en especial para ti Magaly Zapata Lucca que por cosas de la vida perdimos el contacto, pero que aquí me tienes con esta décima que no hay visa que impida que te llegue:

ACRÓSTICO BORINCANO

Perla linda de los mares
Urbe, patria y derrotero
Eres tú lo que más quiero
Redentora de pesares.
Tienes por doquier palmares
Ofrenda de un ser divino,
Reina del mundo latino
Inigualable es tu encanto
Cuna del coquí y su canto
Orgullo de indio taíno.

© 1982 Luis Bárcena Giménez

1 comentario:

  1. Hoy 8 de diciembre de 2011, he tenido la grata sorpresa de recibir un correo electrónico de mi recordada amiga Magaly Zapata Lucca, después de 35 años sin saber uno del otro.

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario, se mostrará cuando sea aprobado.

Comentarios

Recientes

Archivo

Google+

Facebook

Twitter